Alejandro Urrutia, escultor: Lo que más me gusta es tener la posibilidad de expresarme en base a algo físico

Este chileno radicado en Berlín, que se encuentra actualmente realizando una residencia en GlogauAIR art y es representado por Sirin Gallery en Dinamarca, lleva los últimos 4 años en un frenesí de experimentaciones y exposiciones de su arte escultural. En él, Urrutia genera una sinergia entre principios de su primera disciplina, la arquitectura y su medio de arte, la escultura, creando nuevas perspectivas en sus formas, poniendo a prueba conceptos físicos y al mismo tiempo, utilizando el arte como un lenguaje personal.

Tras 10 años de carrera como Arquitecto, Alejandro Urrutia quiso alejarse del computador y volver “meter las manos en la masa”, “volver a los materiales”; un proceso que hoy lo tiene viviendo el Berlín y experimentando con la escultura, pensando en ciclos y en cómo seguir desarrollando su arte.

El arte siempre pero no era una prioridad “estaba como un lado B, nunca le di la posibilidad de dedicarme 100% a ello. Me fui en el 2017 y todo ese año en Dinamarca hice cursos de escultura y de soldadura y me metí con el tema del metal y ahí llegué el 2018 con una exposición a Chile en la Galería NAC”.

Siempre alegre, Alejandro confiesa que nunca tiene tan claro qué es para él el arte, pero que sí ha resultado ser un lenguaje “es la forma en que me resulta más fácil por ahora, expresarme. Por ejemplo, me resulta más fácil que esta entrevista, que hablar – risas -. Siento que es un poco anterior a mí”.

Sus referentes son destacados escultores españoles como Eduardo Chillida, pero quien más ha tenido efecto en su arte fue Eugenio Dittborn “Él despertó en mí una pasión por las escultura”.

Respecto a lo que hoy le inspira, Alejandro dice estar constantemente pensando en los diferentes ciclos que nos rodean “yo siento que las cosas son circulares; tiene que ver también que estoy cercano a cumplir 40 y estoy replanteándome los ciclos y lo que uno ha hecho y lo que va quedando”.

Finalmente, sobre lo más disfruta de su arte, Urrutia apunta al día a día de ser un escultor “es tener la posibilidad de expresarme en base a algo físico. Lo que más me gusta es trabajar en el taller, lo que más me gusta es estar en contacto con el material”.

Menú