El imaginario propio, surreal y vanguardista de Davor Gromilović

Davor Gromilović es uno de los artistas visuales jóvenes más destacados e intrigantes del sudeste de Europa. Sorprende con su dominio del dibujo y las artes visuales, mediante ilustraciones plasmadas de surrealismo llenos de detalles en cada rincón de sus obras.

Inspirado por los cuentos de hadas, la simbología de su Yugoslavia natal, el arte folk e incluso por los grandes referentes del renacimiento, Gromilović inmersa a su audiencia en una compleja reflexión cargada de estética y elementos que representan lo más íntimo del artista.

Gromilović continúa creando exuberantes mundos de fantasía en sus dibujos y pinturas, con escenas masivas y miradas íntimas de sus monstruos. El artista experimenta constantemente en sus obras, jugando con la perspectiva en odas a juegos de NES o mezclando texturas.

Sobre su imaginario, Davor asegura que ha sido comentado y criticado de diferentes maneras «Se comentan mis obras como humorísticas, irreales, imaginativas, psicodélicas, impactantes, fantásticas, juguetonas, morbosas… Diferentes personas notan cosas diferentes en mis obras, y eso me alegra».

Respecto de sus aspiraciones, confiesa que en un futuro le gustaría establecerse en Japón para así aprender las técnicas tradicionales de ilustración y de xilografía, ampliando sus sus muestras y creando exposiciones aún más fascinantes.

Menú