Off-White: Streetwear y reinvención

Esta marca de lujo nacida en Milán, actualmente es una de las más usadas, comentadas y deseadas de la industria. Nacida tan sólo hace ocho años, en 2012, tiene una identidad irónica y moderna que no deja de sorprender. Su propuesta estética encanta y es usadas por íconos pop como Rihanna, cruzando toda la industria y generaciones, hasta Julia Roberts.

Off-White es una mezcla de streetwear y lujo que alude a contrastes extremos y casi provoca. Sus piezas están hechas con materiales naturales de alta calidad y tejidos exquisitos. Siluetas deportivas, graffitis, motivos y cortes de los años 60 y 70 componen las creaciones de esta marca joven que desafía los looks urbanos. Off-White retoma el «aquí y ahora» de una manera innovadora y refinada.

Su dirección creativa está a cargo de Virgil Abloh, un diseñador, DJ y arquitecto que ha colaborado con marcas como Fendi, trabajado con Kanye West y hoy dirige también la división masculina de Louis Vuitton. Él mismo creó el slogan y motto de la marca: “el área entre el blanco y el negro», un color que define puntos intermedios”. Abloh se ha encargado de levantar la marca y su narrativa para posicionarla rápidamente en el lujo internacional.

Una razón del éxito de Off-White, es referirse explícita y literalmente a sus productos y los subelementos en cada uno de éstos con letras blancas y entre comillas, todo un ícono de la marca. En sus cordones escribe “cordones”, en sus estuches para anteojos “estuche para anteojos” y así, casi una referencia a Duchamp, considerando la visión de que los objetos cobran relevancia o pueden volverse arte cuando el artista los interviene y saca de contexto.

Las colaboraciones de Off-White con grandes marcas como Levis, Nike, Moncler, Jimmy Choo, Takashi Murakami y Champion han posicionado la marca como un objeto de deseo que constantemente se reinventa, buscando sobre todo, nuca dejar de apuntar a un público joven.

Menú